Whatsapp Iniciar Chat con Whatsapp

Beneficios de la risa

La relación entre las emociones y cómo éstas pueden afectar al cuerpo, es un hecho conocido. Los primeros estudios comenzaron alrededor del 1.000 a.C., en la Antigua Grecia. Según la OMS, el 90% de las enfermedades tienen un origen psicosomático. 

La afección psicosomática hace mención a una lesión o enfermedad orgánica o física que tiene un origen psicológico, en otras palabras, debido a nuestro estado emocional o mental, podemos ver afectados nuestro cuerpo a través de diferentes síntomas físicos, por ejemplo, el estrés está relacionado como origen a diferentes enfermedades cardiacas, como la cardiopatía isquémica. 

Las emociones nacen de un conjunto de estructuras nerviosas y son consideradas respuestas adaptativas con manifestación a nivel fisiológico (expresión facial, experiencias subjetivas, procesamiento de la información, etc.). 

La risa es una respuesta biológica producida por el organismo como consecuencia de un conjunto de estímulos. En los seres humanos, la risa se inicia (en promedio) a partir de los cuatro meses, constituyendo una forma de comunicación innata heredada de los primates e íntimamente relacionada con el lenguaje. Algunas teorías médicas atribuyen efectos beneficiosos para la salud y el bienestar, dado que libera endorfinas (neurotransmisor que genera un efecto de placer y bienestar).

Hoy, en el día internacional de la risa, queremos contarte algunos efectos psicológicos, como:

  • Reducción de estrés y ansiedad. Además de liberar endorfina, el reír genera dopamina y serotonina, encargadas de combatir trastornos del estado de ánimo como el estrés, ansiedad y depresión. También reduce niveles de cortisol (asociado al estrés) y regula los niveles de adrenalina.
  • Produce resiliencia. Capacidad innata o desarrollada que permite superar situaciones negativas y salir fortalecido. Desarrollas la capacidad de reírnos de nosotros mismos o de los problemas puede ayudar a relativizar nuestras dificultades.
  • Mejora la memoria. La risa oxigena el cerebro y relaja la mente.
  • Fortalece el pensamiento creativo y la imaginación. Permite encontrar soluciones a nuestros problemas.
  • Aumenta la autoestima. Al reírnos, nos valoramos más
  • Mejora las relaciones sociales. Reírnos con otras personas afianza vínculos emocionales, lo que mejora las relaciones.
  • Potencia la empatía y la reciprocidad. La risa activa nuestras neuronas espejo, que permiten la imitación y ponernos en el lugar del otro.

Y no solo eso, la risa también tiene importantes efectos físicos, que pueden ayudar a acelerar el proceso de recuperación, tales como:

  • Mejora la oxigenación y, con ello, el rejuvenecimiento del cuerpo. Al reírnos, nuestro corazón bombea más rápido, por lo que más aire entra a nuestros pulmones y, al mismo tiempo, eliminamos toxinas.
  • Mejora nuestro bienestar físico. Aumentan los niveles de endorfina, dopamina, serotonina y adrenalina.
  • Descenso de los niveles de la hormona del estrés (cortisol)
  • La vibración que la risa provoca en la cabeza permite el despeje de nariz y oído.
  • Permite regular el sueño y dormir mejor, gracias a su efecto relajante.
  • Previene infartos, ya que reduce la presión arterial.
  • Fortalece el sistema inmunológico, ya que genera anticuerpos que luchan contra virus y bacterias.
  • Activa las “neuronas espejo”, encargadas de la imitación de comportamientos, lo que hace que la risa se contagie.
  • Mejora la digestión y eliminación de grasas y desechos, al contraer el abdomen 
  • Relaja la tensión muscular, fortalece y tonifica músculos. Al reírnos a carcajadas se activan 430 músculos del cuerpo.
  • Aumento de la esperanza de vida, como consecuencia de los beneficios anteriores.
  • Tiene un efecto analgésico, por lo que reduce la percepción de dolor (mira nuestro artículo)

Para que a risa genere beneficios físicos y psicológicos, tiene que ser espontánea y auténtica. Sin embargo, la risa “ensayada” también tiene algunos beneficios, como la accesibilidad ya que no depende del contexto personal, socioeconómico y implicación emocional y puede derivar a una risa espontánea.

Aquí te dejamos unos trucos para reír más a menudo:

  • Tomar conciencia de nuestro sentido del humor, ser capaz de reconocer qué es lo que despierta una carcajada. Nos permite abrirnos a un estado de conciencia donde la risa tiene más cabida, mejora nuestro estado de ánimo.
  • Relacionarnos con aquellos recuerdos y situaciones que nos hacen sentir alegres
  • Rodearnos de personas que nos trasmitan felicidad y nos ayuden a conectar con nuestro sentido del humor. La risa es contagiosa, si nos rodeamos de personas felices, nos contagiaremos de ella.
  • Buscar momentos de juego y diversión. El juego es una actividad placentera que nos ayuda a conectar con nuestro niño interior. Jugando nos desinhibimos y dejamos fluir nuestra imaginaciones y emociones.
  • Practicar la sonrisa. La risa y la sonrisa funcionan de forma bidireccional, si sonreímos es mucho más probable que terminemos riendo.
  • Mírate al espejo, tómate el pelo y exagera tus gestos, míralos, aprécialos y ríete contigo mismo.
  • Haz el ridículo, ríete de tu yo absurdo.

Llámanos al +56222249782 o al +56222297595

Abrir chat
¿Te podemos ayduar en algo?